Opciones adecuadas cuando uno viaja a una ciudad que no conoce

Opciones adecuadas cuando uno viaja a una ciudad que no conoce

Cuando hacemos un viaje a un sitio que desconocemos, muchas veces no tenemos claro cómo hemos de articular nuestra estancia en este lugar, ya que podemos desconocer distintas cuestiones, sobretodo relacionadas con el tema del transporte de un punto a otro. Sí, es verdad que existe Internet y todo eso, pero solemos ser bastante perezosos a la hora de programar un desplazamiento. Así que vamos a ver qué opciones nos podemos encontrar en las grandes urbes, porque de ellas dependerá que nuestro viaje sea idílico o una completa pesadilla.
Primer vehículo que nos interesa: los taxis. En efecto, ahora mismo este tipo de vehículos los vamos a encontrar en todas partes del mundo, así que debemos aprovecharlos y rentabilizarlos al máximo, seguro que de esta manera podemos llegar siempre a tiempo y pode bajarnos en el punto exacto al que vamos. Eso sí, fuera del espacio europeo mejor comprueba que esos vehículos que te pueden llevar de un sitio a otro son legales y seguros, porque de lo contrario te puedes ver en problemas…

Siguiente vehículo: el autobús. Nada hay más práctico dentro del área urbana, sobre todo porque podemos ir viendo por dónde vamos, los edificios de interés, todo lo relacionado con las paradas que podemos coger… De esta manera tendremos asegurada una cuestión: desplazarnos por la ciudad de forma barata y segura, pero también de forma ecológica, dado que muchos autobuses ya utilizan combustibles limpios.

Y hablando de vehículos que no contaminan, el Metro también es enormemente adecuado, toda vez que su movimiento a través de la catenaria no provoca humos ni gases de efecto invernadero. A pesar de las subidas del billete, es un medio barato, y tiene la capacidad de adormecernos con el bamboleo de los vagones, el traqueteo, esa sensación que únicamente los trenes nos ofrecen.

En algunos sitios podemos recurrir, ya que hablamos de raíles, al tranvía, que tiene un montón de vistosidad y provoca la añoranza de aquellos que antes los usaban. Así que inclúyelos también en la lista, que muchas ciudades los tienen de nuevo en marcha (a pesar de que el coste y los problemas para ello han sido bastante problemáticos).

Y por último, no puedes desdeñar un medio de locomoción que te permitirá ir de un sitio a otro de forma económica: tus pies, ya sabes, el coche de San Fernando. No hay nada mejor para descubrir un lugar en concreto que perderse por las calles, palpar el ritmo de la ciudad, conocer qué se cuece en todos y cada uno de los rincones. Por eso no puedes olvidar esta cuestión, que seguro que permitirá convertirte en un turista responsable y saber en todo momento alternar un modelo u otro para disfrutar plenamente de tu viaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 + 5 =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>